Comunidad FormulaF1.es

Como conocimos de primera mano esta mañana en el paddock de Mónaco, en el entorno de Max Verstappen se está tratando de promocionar el ascenso de Pierre Gasly desde Toro Rosso para cubrir la más que previsible baja de Daniel Ricciardo la próxima temporada. Sin embargo, la cúpula de Red Bull pretende repescar a Carlos Sainz desde Renault- tienen hasta el 30 de septiembre para ejecutar la opción sobre el madrileño– al objeto de acompañar al neerlandés a bordo del RB15. El monoplaza de Red Bull para 2019 sería propulsado por Honda ya que el acuerdo comercial de los nipones con Red Bull está hecho y sólo falta el visto bueno de Milton Keynes a la evolución de Canadá para terminar de concretar el acuerdo.

Verstappen quiere ser el número uno de Red Bull en 2019, no teniendo rivales que le hagan frente o le dejen en evidencia como le está sucediendo ahora mismo. La baja de Pierre Gasly en Toro Rosso sería cubierta por Nirei Fukuzumi aunque el nipón llegue muy justo contando con el apoyo de Honda. Brendon Hartley presumiblemente no seguiría con los de Faenza dado que para reemplazarle a corto plazo ha sonado desde Pascal Wehlein hasta Robert Kubica, dando por hecho que no hay nadie de la cantera de jóvenes pilotos de Red Bull listo para dar el salto a la Fórmula 1.

La ‘burbuja’ Verstappen explota contra los guardarraíles

Este fin de semana bajan revueltas las aguas en el hospitality de Red Bull. Cualquier excusa vale para tratar de justificar los excesos del ‘niño bonito’ de Red Bull. La última ha sido tratar de culpar a Carlos Sainz del accidente de rookie que Max Verstappen protagonizó ayer a la salida de la piscina en Mónaco. El holandés echó a perder un doblete de Red Bull y la oportunidad de disputar la victoria a su compañero Daniel Ricciardo, quien está demostrando con velocidad y consistencia que aunque Helmut Marko y la cúpula de Red Bull traten de relativizar la injustificable conducta de su compañero, no hay color en cuanto a rendimiento dentro de la escudería ‘energética’.

Un nuevo exceso en unos libres con nada que ganar y mucho que perder, hizo que Verstappen perdiera el control del Red Bull e impactara contra las protecciones tras la chicane de la piscina. El holandés declaró que “un coche más lento(el de Carlos Sainz) me pilló con la guardia baja y me fui contra el muro“. Helmut Marko también trató de usar el factor Sainz para justificar el error del ‘nuevo Ayrton Senna’ aunque luego no volvió a sacar el tema en el paddock y la bronca que recibió Verstappen por su parte fue descomunal como pudo verse en televisión.

¡Si te ha gustado, compártelo!
16/08/18
03/08/18
30/06/18
26/05/18
26/05/18


Comentarios (0)

 

Déjanos un comentario
Lo sentimos, pero para publicar comentarios necesita estar identificado.
Identificarse | Registrarse