GP de Azerbaiyán 2018: un descerebrado Verstappen revienta una carrera que se acaba anotando Hamilton | Fórmula F1
Comunidad FormulaF1.es

Complicada tarea intentar resumir en una crónica, sin que esta se exceda demasiado en el tamaño, lo que hemos visto hoy en el Circuito de la Ciudad de Bakú. Hubo tantos frentes, y tan cruciales todos, que podríamos escribir casi un Gran Premio para cada piloto.

También necesito explicar el titular elegido para esta cita, que puede resultar francamente duro leído en frío. Pero igualmente no es fácil desentrañar lo protagonizado hoy por Max Verstappen en unas pocas líneas. La trascendencia de su actuación, que volcó la prueba de cabo a rabo, y de la que tal vez nos extenderemos más adelante.

Y es que lo ocurrido hoy en pista, aparte de peligroso, podría tener un menor calado, o incluso pasarse como un desafortunado lance de carrera, si tales acciones fueran actos puntuales, una eventualidad, o un arrebato ocasional mal medido por parte de un piloto siempre muy fogoso.

Lamentablemente no es así. El holandés ha protagonizando este tipo de actuaciones  desde el inicio de la carrera de Azerbaiyán. Digo más… lo llevamos viendo desde el inicio de la temporada… y si apuramos, lo viene haciendo desde sus inicios. En algún momento va a ser necesario frenarlo.

Alguien va a tener que explicar a este piloto, por otro lado un talentoso portento, que un Fórmula 1 tiene dos pedales: un acelerador… pero también un freno. Y que de nada sirve ser un maestro de lo uno si no sabes, o no quieres, o desechas, usar lo otro. Evidentemente estoy hablando metafóricamente con lo de los pedales, dando por hecho que todos ustedes están entendiendo el sentido mis palabras. Hoy la consecuencia fue pequeña, poco más que un vuelco terrible de la carrera y sus resultados finales (nada más y nada menos)… pero quién dice que mañana una acción de estas no conlleve consecuencias mayores.

Hamilton logra la victoria. GP Azerbaiyán 2018

Pero lo que pasó, es que a raíz de lo hablado, Lewis Hamilton se encontró con una victoria en la que ya ni soñaba, conformado con quedar segundo tras Sebastian Vettel, quien por el contrario se vio relegado hasta la cuarta plaza (cosa que ni pensaba cuando ya casi acariciaba el triunfo). También se benefició Kimi Räikkönen finalizando segundo, y más aún un exultante Sergio Pérez terminando en un podio inimaginable.

Igualmente Carlos Saiz salió muy beneficiado de todo este devenir, concluyendo en una extraordinaria quinta posición, o Fernando Alonso acabando séptimo. No quita mérito alguno  todo lo anterior escrito a todos estos pilotos, que realizaron una brillante prueba, simplemente ponemos el acento en las circunstancias un tanto inusuales que se dieron para que fuera posible tal desenlace.

La salida resultó limpia en su inicio para los de arriba. Pero los sobresaltos no tardan el aparecer. Esteban Ocon ha pasado a Raikkonen en los primeros metros, pero el de Ferrari se rehace e intenta devolverle la jugada en la curva 3. El francés de Force India cierra, creemos que en exceso, la trazada dejando sin hueco al finlandés. Se tocan y el bólido rosa queda fuera de carrera, mientras que el monoplaza de Maranello tiene que dirigirse a boxes con algún daño leve pero reparable, cosa que hace mientras ingresa a pista el Safety Car resultante de este lance.

No todo ha sido eso, porque un poco detrás, Nico Hülkenberg y Sergey Sirotkin venían en una batalla cerradísima, en el meollo del pelotón, llegándose también a tocar. Y Alonso, que andaba por allí, a su altura, no puede evitar que el ruso impacte lateralmente contra su McLaren, destrozando ambas ruedas derechas. Fernando aprovecha también para llevar el monoplaza a sus mecánicos e intentar arreglar lo posible para seguir en carrera.

Alonso. GP Azerbaiyán 2018

Cuando se relanza la cita azerí, Vettel es cabeza, seguido de Hamilton, Valtteri Bottas, Daniel Ricciardo, Verstappen y Sainz. El más agresivo de todos ellos, quién si no, es Max, que se tira como un poseso a por su compañero de Red Bull. Lo termina rebasando, y de esta maniobra se aprovecha Carlos, muy listo, para meterle también el Renault al australiano poniéndose quinto.

La ambición del madrileño no queda ahí, ya que pronto se acerca al holandés y se empareja varias veces intentando el rebase. Así hasta que se vuelve a habilitar el uso del DRS, y entonces liquida a Max con cierta solvencia.

Iban rápidos hoy los Renault en Bakú, y lo constata también Hulkenberg, quien no tarda en superar igualmente a Ricciardo, para al poco hacer lo mismo de nuevo con Verstappen. Da la sensación, por sus mensajes, de que Max tiene algún problema con la batería y no consigue ir todo lo rápido que querría. Ante esto, su compañero Ricciardo se le pega e intenta el adelantamiento varias veces, pero su compañero se defiende, con tal agresividad, que el australiano decide darle de momento unos metros antes de males mayores.

En estas estamos cuando Hulkenberg pierde su monoplaza y toca las protecciones, teniendo que dar por acabada su carrera. Mientras, poco ha pasado en la cabeza. Vettel sigue liderando, con unos cómodos cuatro segundos sobre Lewis, quien a su vez saca otros cinco a Bottas.  El resto viene ya más distanciado. Raikkonen poco a poco ha ido remontando y ahora es sexto (con su parada ya realizada), y ponemos el acento, en grado sumo, a la sobresaliente actuación que está desempeñando Charles Leclerc, séptimo y manteniendo el ritmo con los mejores, con un Sauber que competitivamente está a años luz de esos registros.

Ricciardo y Verstappen. GP Azerbaiyán 2018

Pero lo más atractivo sigue viniendo de mano de la pareja de Red Bull. Ricciardo es, muy claramente, más rápido, ante un Verstappen que a nuestro juicio, cada vez está más excedido en la defensa de su posición frente a (no olvidemos) su propio compañero de equipo. Las tentativas se suceden, y sinceramente, para ser claros, sólo el buen hacer, buen talente, y absoluta limpieza de Daniel están evitando el choque entre ellos.

Llega un punto en que hasta a cualquier espectador le resulta incomprensible esa agresividad en el intento de no ser rebasado. Y creo acertar si digo que hoy, prácticamente la totalidad de los seguidores de esta carrera estaban convencidos de que iban a acabar en el muro.

Pero Ricciardo es un pilotazo. Y al final, a base de paciencia e inteligencia (aunque a costa de dilapidar gran parte de sus opciones con ello) se cocina a fuego lento a Max para terminar adelantando limpiamente a su compañero en el giro 35. Muy grande este Daniel.

Pronto empieza a distanciarse, pero justo ahora llegan los recambios de gomas para Red Bull, y como si el destino así lo hubiera decidido, Max vuelve a reincorporarse por delante del australiano. Y esto fue la clave que desencadenó todo lo consiguiente.

Porque ahora, ambos llevan las Pirelli más blandas. El resto no. Y Ricciardo, mucho más veloz que Verstappen sabe que ya no puede perder mucho tiempo con Max ya que se le acaba la carrera… le lanza el ataque en plena recta a más de trecientos kilómetros por hora, y entonces el joven holandés vuelve a realizar una maniobra que casi me atrevo a calificar de vergonzosa: le hace varios cambios de dirección para bloquearle los espacios, reitero, a máxima velocidad e incluso ya en la propia frenada, lo que concluye con Ricciardo empotrado en su trasera… ambos monoplazas fuera, y casi dando gracias al cielo por no resultar daños mayores.

Red Bull. GP Azerbaiyán 2018

Con esto volvemos a las reflexiones anteriores, a expensas de parecer repetitivo. Pero es que es necesario que alguien ponga brida y freno a este desboque. Por hoy, y por el futuro. Y por la propia carrera de este corredor, que parece destinado a lo más alto, pero que no sabe medir que la agresividad tiene cabida en este deporte, siempre y cuando esté atemperada con un límite y una cordura. De lo contrario, a la larga, con excepciones puntuales, tendrá más que perder que de ganar.

Y no eximo, ni mucho menos, de culpa en todo esto a su equipo. Red Bull no está sabiendo gestionar a Max Verstappen. De hecho hoy su error fue doble: primero porque condenó un posible buen resultado de Ricciardo (vista su velocidad y estrategia) ante los antojos de su otro consentido pupilo, de tal forma que aunque hubiera acabado pasando Daniel, el daño y el error ya era grueso. Y en segundo lugar porque era evidente que al final pasaría lo que pasó. Lo llevan viendo carrera tras carrera, y aún no se atreven a ponerle en su sitio seriamente… (claro que también se podría hablar de que Max va a ser su piloto estrella de futuro, mientras que Daniel casi seguro que no va a seguir con ellos… esto es harina de otro costal. Pero esto no es óbice para sentar las bases rotundamente con tu otro piloto).

Volviendo a la carrera tras este inciso, obvia decir que el consiguiente Safety Car causado volcó absolutamente la cita. Todos los punteros ya habían parado excepto Bottas, quien aprovechó la circunstancia y el caos para cambiar gomas y reincorporarse en cabeza.

El Coche de Seguridad se mantiene en pista hasta que solo restan tres giros, y cuando se marcha nadie puede aventurar qué va a pasar, con todos pegados, siendo Vettel segundo, seguido de Hamilton y Raikkonen, y ahora con Pérez, Sainz, Leclerc, Lance Stroll y Alonso a continuación.

Bottas. GP Azerbaiyán 2018

Bottas mantiene la primera plaza, pero Vettel, picado en el orgullo no se conforma, y le lanza un ataque demasiado optimista… bloquea y se pasa de frenada, manteniendo a duras penas el monoplaza pero penalizando tres posiciones que le ganan Hamilton, Kimi y Pérez.

Apenas queda ya carrera y el finlandés de Mercedes saborea los laureles cuando, por si habíamos tenido poco, sufre un terriblemente desafortunado pinchazo que lo echa de Bakú. Sin saber cómo, Lewis cruza la bandera cuadriculada en primera posición mientras Sebastian tiene que conformarse con la cuarta.

Y estos son los resultados provisionales de este Gran Premio de Azerbaiyán de 2018:

Resultados de carrera. GP Azerbaiyán 2018

Hamilton consigue la victoria. GP Azerbaiyán 2018

¡Si te ha gustado, compártelo!
24/06/18
28/04/18
28/04/18
27/04/18
27/04/18


Comentarios (5)
  • Jose Espinoza dice:

    CC, excelentes las fotos de Alonso y Bottas
    Verstappen lo que se está jugando con estas maniobras es su futuro, SF y MB no contratarían un piloto así, sino madura se quedará siempre en RB. Lo que también está revoloteada es la Quiniela 🙂
    Un abrazo

  • Ancefalus dice:

    Pues si, es una pena porque que no sólo arruina su propia carrera, sino también la del que se haya llevado por delante ese fin de semana, y él solito puede desvirtuar el campeonato. Ahora mismo, la clasificación sería distinta si no fuera por sus accidentes. Por no hablar por su puesto, de que pueda pasar algo más grave. Por menos de eso a Kivyat ya lo habían bajado del coche, tampoco los vamos a comparar, no hay color en cuánto a calidad entre los dos. Pero por lo menos, ya que la dirección no lo hace, su propio equipo debería enderezarlo, pues si se siente respaldado, ya ha demostrado que no va a cambiar. Además, muy probablemente por éste motivo, pierdan a Ricciardo , un súper clase, que muy a mi pesar por Carlos Sainz, no creo que éste le vaya a hacer ni sombra.
    Una pena también lo de McLaren, tantoa años vendiendo que tenían el mejor chasis y que toda la culpa era de Honda, cada día queda más claro, que si no es uno de los peores chasis, es el peor. Si aún no han perdido toda credibilidad, la perderán en 15 días con el famoso coche B.
    Otra cosa bien distinta es que vayan 6º y 4º en constructores, sólo gracias al buen hacer de sus pilotos, especialmente de Alonso, y al mal, muy mal hacer de los demás. Dónde estarían sin los accidentes de Verstappen, las cagadas de Has y sus pilotos, los choques entre compañeros…
    Espero que Alonso por lo menos se divierta y nos haga divertir en el WEC, porque McLaren ya ha firmado otro año en blanco.

  • mingo748 dice:

    Vetel hacía cosas parecidas en RB y estaba amparado por la escudería. Weber no debía ganar y una o dos veces Vettel hizo esta payasada…

  • Grego Grego dice:

    Buenas noches, además del campeonato de F1, siempre he seguido el de motociclismo, pues me ha resultado muy abierto y espectacular. He disfrutado de los piques entre, Kevin Schwantz con Wayne Rainey o los de Casey Stoner con Valentino Rossi. Me gustaba mucho Marc Márquez por las maniobras arriesgadas e increibles que levantaban al público de sus asientos y creaban afición por doquier, pero hablo en pasado pues el desarrollo de los últimos acontecimientos no me está gustando ya que su fogosidad está provocando caídas a los contrincantes que adelanta, por hacerlo de una forma excesivamente arriesgada, sin espacio y obligando a los adelantados a modificar sus trayectorias en pleno apoyo o a recibir un toque inesperado que les hace caer. Su comportamiento en el GP de argentina también lo calificaría de descerebrado incluso desde de la salida, donde cometió un error que luego quiso enmendar con una remontada frenética y totalmente descontrolada. No se puede ir tirando pilotos al suelo y luego pedirles perdón, pues aunque honra el hecho de disculparse resulta un tanto hipócrita que no respetes a los rivales en la pista y luego sí quieras hacerlo pidiendo disculpas una vez que has creado un mal.
    Cuando provocó la caída de Rossi en dicho GP, este no quiso aceptar sus disculpas, ni siquiera oirlas, pues se declaraba que sentía en peligro cada vez que Marquez se acercaba a su posición hasta el punto de considerar que la maniobra había sido realizada a propósito, cosa que no creo que fuera así, aunque sí pienso que Marquez adolece cada vez más de la madurez necesaria para competir sin que se produzcan percances.
    De forma bastante acertada, a mi entender, el realizador del reportaje de los incidentes de Marquez en el GP de Argentina, tiró de hemeroteca y nos puso unas imágenes del GP de Jerez 2011, donde un Rossi un tanto desesperado por la falta de competitividad y dificultad de comportamiento de su nueva montura Ducati, realizó una frenada in extremis a final de recta que le hizo caer, llevándose por delante a Casey Stoner, al cual estaba intentando adelantar apurándola más que él. Valentino acudió después al box de Honda a pedir disculpas por el incidente y la caída que le había provocado. Casey Stoner le escuchó y se las aceptó, respondiéndole con una frase lapidaria: “acepto tus disculpas Valentino, pero que sepas que esto se ha producido porque TU AMBICIÓN SUPERA A TU TALENTO”.
    Como buena frase lapidaria, esta dejó a Rossi un tanto KO, obnubilado y sin saber que decir por la contundencia y la veracidad que contenía.
    En la F1 y en cualquier competición de alto nivel se pueden encontrar grandes talentos que están deseosos de mostrarlo al público y a los dirigentes de las marcas que participan, pero cuando la ambición de éxito y de triunfo supera al talento del que disponen, es cuando empiezan a producirse estos errores, incidentes y malos comportamientos que afean las competiciones y van en contra del supuesto espíritu deportivo que debería primar en ellas. Se me viene a la cabeza a un piloto de karting intentando estrangular a otro que mantiene en el suelo durante una prueba brasileña que homenajeaba a Felipe Massa por su retirada de la competición creo.
    A Max Verstappen le obligaría a leer toda las obras de los historiadores romanos Plinio el Viejo y Tito Livio que narraron la defensa de Numancia y a los dirigentes de Red Bull les obligaría a ver cien veces la película “Cría Cuervos” pues van a sacrificar a un gran piloto que sabe puntuar, ganar, luchar con sabiduría y estrategia por un campeonato en favor de una supuesta promesa que no termina de cuajar por exceso de ambición con respecto a su talento. Creo que hasta le han creado una página web llamada crashstappen.com/

  • reutemann dice:

    ¿Estoy equivocado o es verdad que Verstappen alteró, rompió, afectó a todas las carreras de este año? Coche de seguridad que luego complicó a algunos y benefició a otros. Y casi siempre era Verstappen con alguna de sus maniobras. cuando no sacó de la pista a Ricciardo, Vettel, afectando sus carreras más directamente.

  •  

    Déjanos un comentario
    Lo sentimos, pero para publicar comentarios necesita estar identificado.
    Identificarse | Registrarse