Caterham

0
41

El martes 15 de septiembre de 2009 la FIA anunció el regreso del nombre Lotus a la Fórmula 1, después de que la última vez que se vio ese nombre en el Gran Circo fue en el año 1994, bajo el nombre de 1Malaysia F1 Team, como parte de una iniciativa promovida por el Gobierno de Malasia, destinado a promover la unidad entre los malayos por un consorcio de empresas formado por AirAsia, Naza Motors y Tune Group, con licencia de Proton (propietaria de Lotus Cars, empresa que más tarde se echaría atrás en dicha operación) para poder usar el nombre Lotus. Así bien, la nueva escudería entró sustituyendo la plaza vacante dejada por el equipo BMW Sauber en la parrilla del Mundial al final de esa misma temporada. Su sede fue establecida en Norfolk, Reino Unido, a 10 kilómetros de la fábrica de Lotus Cars. El diseño del equipo, la fabricación y el centro técnico se ubicaron en el Circuito Internacional de Sepang. El lunes 14 de diciembre, Tony Fernandes, jefe del equipo, confirmó a Jarno Trulli y Heikki Kovalainen como pilotos titulares del equipo, apostando de esta manera por dos pilotos con experiencia en la Fórmula 1 para que guiarán al equipo en su desarrollo durante toda la temporada. Por su parte, Alex Yoong, el primer piloto malayo de Fórmula 1, formó parte de este proyecto como encargado del Programa de Jóvenes Pilotos Asiáticos.

Lotus Racing 2010, T127 Su debut sobre un circuito de Fórmula 1 se produjo en el Gran Premio de Baréin de 2010, en donde Lotus Racing tuvo el mejor ritmo entre los tres nuevos equipos, aunque cierto es que rodaron lejos de los equipos de mitad de la parrilla. Equipando el motor Cosworth, el monoplaza fue bautizado con el nombre de T127. En esa misma carrera, Heikki Kovalainen cruzó la meta a dos vueltas del ganador de la misma, siendo, dentro de sus posibilidades, un comienzo prometedor para el equipo. En la siguiente carrera, en Gran Premio de Australia, el piloto finlandés acabó en un destacable 13º puesto, el mejor resultado del equipo durante muchas carreras. El equipo anunció una gran evolución a partir de las carreras en Europa, pero no consiguieron dar el salto de calidad esperado y en verano concentraron sus esfuerzos en el monoplaza del próximo año. Ello no impidió que, en Gran Premio de Japón de 2010, sus monoplazas llegaran a la meta en 12ª y 13ª posición en lo que fue su mejor resultado de todo el Mundial. No consiguieron puntuar, pero acabaron la temporada con un décimo puesto en el Campeonato de Constructores, superando a los otros dos equipos que también debutaban en esa misma temporada, Virgin Racing e Hispania Racing F1 Team.

En la temporada 2011 Lotus Racing pasó a llamarse Team Lotus después de adquirir los derechos del nombre, significando el retorno del histórico equipo de Colin Chapman. Dejaron de contar con los motores Cosworth y equiparon en el Lotus T128 el motor Renault. Además, llegaron a un acuerdo con el equipo Red Bull por el cual los de Milton Keynes les suministraron las cajas de cambios y el sistema hidráulico, hecho que les permitió reforzar su posición de mejor equipo entre los tres nuevos. Repitieron la misma alineación de pilotos que en 2010 y el probador hindú Karun Chandhok sustituyó a Jarno Trulli en el Gran Premio de Alemania. Su mejor resultado de esta temporada fue un décimo tercer puesto en Melbourne, las calles de Mónaco y en Monza. Team Lotus obtuvo una discreta 10ª posición en el Campeonato de Constructores, aunque con mayor holgura que en el año anterior con respecto a Virgin Racing y HRT, pero estando todavía lejos de las escuderías de mitad de la parrilla.

Jarno Trulli, Abu Dhabi Grand Prix 2011 La temporada 2012 significó varios cambios para el equipo malayo. El equipo pasó a llamarse Caterham F1 Team (separado totalmente de Lotus Cars), nombre del fabricante de coches deportivos propiedad del fundador del equipo, Tony Fernandes, y que sirvió para que el Grupo Caterham entrase en la Fórmula 1. Sus pilotos fueron el finlandés Heikki Kovalainen y el ruso Vitaly Petrov en una temporada que desde los primeros test de invierno se parecieron ser capaces de luchar con equipos de mitad de la parrilla. El CT01 fue de nuevo el mejor de los coches de los tres equipos que entraron los últimos en la Fórmula 1. Sin embargo, cuando comenzó la hora de la verdad, Caterham rodó a un segundo de los equipos de mitad de la parrilla. No obstante, fueron los que más capacidad de desarrollo muestraron en la tercera temporada desde su regreso a la Fórmula 1, aunque bien es cierto que la segunda parte de la temporada se vieron superados por el equipo Marussia en alguna carrera. Asimismo y bajo unas condiciones muy difíciles de pista, Vitaly Petrov consiguió un undécimo puesto en el Gran Premio de Brasil que les permitió conseguir la décima posición en el Campeonato de Constructores por tercer año consecutivo.

Además, en medio de la temporada se mudaron a la nueva sede del equipo situada en Leafield. El traslado desde sus antiguas instalaciones en Norfolk a Leafield (a unos 240 km) marcó un momento crucial en la historia del equipo, que tras su debut en 2010 sigue luchando por mejorar para meterse en la zona media de la parrilla. La nueva sede, anteriormente ocupada por Arrows y Super Aguri, es una buena plataforma para una futura expansión por ser cinco veces más grande que la de Norfolk, pero sobre todo porque coloca al equipo en el corazón del “Valle del Motorsport”, donde están todos los equipos con base en el Reino Unido, junto con sus proveedores y colaboradores.

Para el 2013 el equipo cambió por completo su alineación de pilotos, fichando a Charles Pic y al debutante Giedo van der Garde, en la primera temporada completa de Cyril Abiteboul como jefe del equipo.

Heikki Kovalainen 2012 Hungarian Grand Prix

En vez de realizar el esperado paso hacia delante en las parrillas, el equipo se encuentra en el inicio del campeonato por detrás de sus eternos rivales, Marussia. Las mejoras aplicadas al coche les permiten volver a superar regularmente a los Marussia, pero los desde hace tiempo ansiados primeros puntos del equipo todavía parecen un objetivo lejano, y además son incapaces de igualar la 13ª posición que Marussia había logrado en Malasia, por lo que caen a la 11ª posición en el Campeonato de Constructores.

Para el 2014, Caterham cambia totalmente su alineación de pilotos, rescatando a Kamui Kobayashi, y ascendiendo al piloto de la GP2, Marcus Ericsson. Lo cierto es que una temporada para olvidar para el equipo de Leafield. Se ven doblegados por Marussia en el campeonato de constructores, y el dueño de Tony Fernandes vende a mitad de temporada el equipo a un consorcio de inversores de Oriente Medio y de Suiza asesorado por el exjefe de HRT y Midland Colin Kolles, pero el traspaso no se llega a producir del todo, y los problemas económicos de la escudería son tales que no asisten a los Grandes Premios de EE.UU. y de Brasil tras entrar en concurso de acreedores. Gracias a una financiación pública conocida como crowdfunding, consiguen hacer acto de presencia en la última carrera en Abu Dabi, en su lucha por apurar las opciones de seducir a un futuro comprador. No obstante, acaban undécimos en el campeonato de constructores, y con pocas opciones de estar presentes en la parrilla de 2015.