Comunidad FormulaF1.es

Tal sentencia del campeonato de la que hablamos en el titular no es matemática aún, pero lo es de facto si tenemos en cuenta que los 67 puntos de ventaja que ahora atesora Lewis Hamilton sobre Sebastian Vettel a falta de cuatro carreras van a ser una barrera infranqueable para el de Ferrari… aún ganando todo el alemán, al de Mercedes le basta con ser prácticamente 6º de aquí al final de campaña. Dicho de otro modo, Lewis puede permitirse casi correr “con un codo apoyado en la ventanilla” en lo que resta y ser pentacampeón.

También sugerimos en la portada la sensación de un Vettel quizá sobrepresionado, porque es la idea que nos trasmitió hoy el teutón. Y el caso es que lo estaba haciendo francamente bien Seb desde el mismo inicio, pero tenía tanto mar por remar, que pareció que cuando ya no estaba tan lejos de tierra, toda esa presión le jugó una mala pasada, tal vez en modo de fatal urgencia, impaciencia, prisas, ansia, o exceso de ambición (llamémoslo como queramos), y perdió mínimamente los papeles en un lance, que sin ser extravagante, le terminaba de enterrar las mínimas opciones que le quedaban en su aspiración a la lucha por la corona de laureles de la temporada.

De tal modo, Hamilton se anotó su 71º victoria de forma terriblemente plácida, sin la menor  oposición de ningún rival, de banderazo a banderazo, en lo que ha sido un fin de semana perfecto para él. Lo secundaba su escudero Valtteri Bottas en segunda posición con otro extraordinario doblete de Mercedes. Y en tercer lugar ascendía al podio de nuevo Max Verstappen, quien tuvo luces y sombras, pues a pesar de hacer una notable carrera, parece que siempre se empeña en estar en todos los fregados y hoy le sobró una acción que le debería haber costado más cara.

No incidiremos mucho en el horrendo fin de semana de los McLaren, terriblemente fuera de sitio, cronos y prestaciones reales desde el viernes, con Fernando Alonso cruzando la meta 14º. Sin embargo Carlos Sainz, más a fuerza de tesón y constancia que por rendimiento del Renault, logró rascar un puntito llegando 10º en un resultado incluso no esperado por los del rombo hoy.

Hamilton logra la victoria. GP de Japón 2018

La carrera en sí resultó bastante entretenida durante más o menos su primera mitad, siendo luego ya más plana y predecible de ahí hasta el final, teniendo siempre en cuenta que jamás hubo emoción o incertidumbre en lo tocante a la disputa por la victoria, férreamente encadenada por un Hamilton intratable.

En la salida no hay cambios relevantes entre los de cabeza, pero sí un poco más atrás, con un Vettel muy valiente y agresivo, pero centrado y fino, que consciente de lo que se jugaba rebasa en la arrancada a los dos Toro Rosso, para luego también en los primeros instantes dar cuenta igualmente de Romain Grosjean. El germano brillantemente se ha posicionado de un plumazo 5º tras su compañero Kimi Räikkönen.

Y aún estamos en la primera vuelta cuando Verstappen hace una de las suyas. El impetuoso holandés se cuela en una variante teniendo que cortar por fuera de pista, por el interior, pero al reincorporarse al trazado entra cual elefante en cristalería… de tal modo que Raikkonen (que iba a su zaga) ya le va a ganar esa tercera posición, pero Max lo cierra sin miramientos llegando desde fuera alocadamente y lo llega a tocar y empujar fuera de pista.

El finlandés, tocado,  se sale y pierde en esos metros incluso la plaza con Vettel, que llegaba no muy atrás, mientras que Verstappen continúa en carrera sin un rasguño ni perder posición. La maniobra debe ser tremendamente sancionable a nuestro entender, y de hecho la investigación la saldan con 5 segundos de penalización. Pero nos parece muy leve el pago, ya que ese tiempo, en el transcurrir de la carrera apenas va a ser trascendente para el infractor, mientras que a cambio has dañado a tu rival, lo has descolgado muchos metros con pérdida de plaza incluida, y aparte has puesto claramente en riesgo a otro piloto con una acción meridianamente peligrosa y sucia.

Verstappen y Raikkonen. GP Japón 2018

Estas cosas son las que emborronan siempre a Max. ¿Y de qué le vale a su rival, en este caso Kimi, que luego le resten cinco segundos? No es proporcionado, ni acorde, ni lógico. Y además, creemos firmemente que estos procederes disciplinarios (y ya van muchos) crean precedentes enormemente dañinos para corredores como Verstappen… porque él mismo ya se ve en cierto modo amparado, y es consciente de que la posible sanción no es afín con la mala acción, sino mucho menos gravosa. Y de tal modo da la sensación de que en estas lides el fogoso piloto se ve como “justificado en la impunidad”, como si llevara sobre su persona una advertencia que dice “ya sabéis lo que hay si lo intentáis”.

Pues no, caballeros. Es probable que estas tonterías se acaben con una sanción más ejemplar, dada la reiteración en su conducta: una bandera negra cada vez que un tipo se muestre así con tal frecuencia, y seguro que tras dos expulsiones, a la tercera se lo piensa. Esto para él, y para todos.

Pero volviendo a la carrera, ahora comenzamos también a apreciar los avances de Daniel Ricciardo. Una vez superados los problemas de ayer, el de Red Bull está remontando con contundencia y en tres giros ya está décimo, en los puntos.

El Gran Premio está resultando movidito y divertido de momento, y al poco tiene que entrar el Safety Car unas vueltas mientras retiran los restos de un neumático de Kevin Magnussen que ha quedado completamente desllantado.

Por su parte, Vettel sigue fuerte y agresivo. Ha cazado ya a Verstappen y lo va a intentar. Y aquí es donde nos remitimos a lo escrito en nuestras primeras líneas. Aquí fue cuando Sebastian tiró completamente sus escasas opciones de campeonato.

Vettel. GP Japón 2018

Eligió mal el momento. Y el adversario. Tal vez espoleado por la urgencia, no tuvo la paciencia necesaria, o le pudo el ansia, pues a las primeras de cambio le tiró un ataque directo por el interior en una curva muy rápida. Realmente no era el lugar salvo que te enfrentes a un monoplaza exageradamente inferior (lo que no es el Red Bull), ni era el momento, ni había en verdad mucho sitio.

Como decimos, todo esto es mucho más acentuado cuando el que defiende es Verstappen (aquí no actuó de malas maneras), que no cedió un solo milímetro, resultando la maniobra en un topetazo entre ambos. El indestructible Red Bull parece salir indemne del toque, manteniendo posición y velocidad, pero el Ferrari acaba trompeando fuera de pista, para reincorporarse, sin daños evidentes, pero en cola del pelotón. Adiós 2018, el germano acaba de despedirse del Mundial.

Tras todos estos sobresaltos la cita sigue comandada sin fisuras por Hamilton, escudado por su compañero Bottas, y con Max cerrando las plazas de podio. Luego los siguen Raikkonen, Grosjean y Ricciardo que ya es 6º. Pierre Gasly, los dos Force India y Carlos Sainz cierran las plazas de puntos.

En la vuelta 18 hace su parada Kimi, siendo el primero de los punteros. Cuatro después lo hará Verstappen, consiguiendo salir de nuevo por delante del finlandés de Ferrari. En la 24 se detienen Lewis y Ricciardo, y el australiano también logra reinsertarse al trazado de Suzuka por delante de Kimi.

Daniel, con un brillante desempeño en pista, a base de ritmo inapelable y sólido, ha conseguido sin apenas levantar la voz, sin que nadie lo vea venir, colocarse por delante de los Ferrari, cuarto de carrera a solo un segundo de su compañero Verstappen que rueda tercero, arrancando desde la 15ª plaza. Enorme el “asesino silencioso”, como siempre, que no sin razón ha sido votado como piloto del día.

Ricciardo. GP Japón 2018

A partir de aquí el asunto se estabilizó mucho. Vettel consiguió progresar hasta llegar a la sexta posición de carrera faltando 15 giros. El quinto es su compañero de escudería, pero está a más de 40 segundos, por lo que resultaría casi hasta obsceno ejecutar órdenes de equipo para detener a Kimi todo ese tiempo para simplemente ascender de 6º a 5º, cuando ya el pescado está todo vendido. Bien los de Maranello en ni planteárselo.

Y quizá de aquí al final solo hubo un atisbo de emoción cuando Verstappen apretó hasta llegar a la altura de Bottas, segundo de carrera. Por momentos pareció que podría haber batalla ahí, pero todo quedó en fuegos de artificio, y en un juego de gato y ratón donde el finés de Mercedes nunca vio con seriedad peligrar su puesto.

Y estos fueron los resultados finales, de manera provisional, de este Gran Premio de Japón de 2018:

Resultados de carrera. GP Japón 2018

Hamilton consigue la victoria. GP de Japón 2018

¡Si te ha gustado, compártelo!
06/10/18
30/09/18
02/09/18
24/06/18
10/06/18


Comentarios (0)

 

Déjanos un comentario
Lo sentimos, pero para publicar comentarios necesita estar identificado.
Identificarse | Registrarse