Comunidad FormulaF1.es

El vigente campeón mundial ha encabezado el doblete de Mercedes en la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Brasil batiendo el récord del circuito paulista al rebajar el anterior conseguido por Rubens Barrichello con Ferrari en 2004.

Hamilton superó a su compañero Valtteri Bottas por una décima en una sesión donde Max Verstappen fue el único en registrar tiempo alguno en el primer cuarto de hora, antes de ser batido por los Mercedes, cuyos pilotos se enfrascaron en una lucha contra el crono donde el finlandés sólo tuvo las de ganar en su primera ronda con superblandos, con todo el pescado vendido antes de las tandas largas con vistas a preparar la carrera del domingo.

Kimi Raikkonen fue el mejor de la competencia siendo tercero con el Red Bull de Verstappen a sólo seis décimas, mientras Daniel Ricciardo superaba a Sebastian Vettel arrebatándole la quinta plaza. Vettel sufrió un trompo en la curva 9 a bordo de su SF70-H en una sesión sin más incidentes. Felipe Massa fue séptimo en su fin de semana de despedida de su afición tras anunciar su retirada a final de temporada.

Stoffel Vandoorne fue el mejor de los McLaren en octavo lugar superando a Fernando Alonso con el alerón delantero nuevo. Entre ambos se clasificó noveno Esteban Ocon con su Force India. Lance Stroll fue medio segundo más lento que su compañero mientras el debutante George Russell, con quien Stroll se vió las caras en F3, era decimosegundo sustituyendo a Sergio Pérez en estos primeros libres.

Por su parte, los Haas de Grosjean y Magnussen eran decimotercero y decimocuarto respectivamente mientras Antonio Giovinazzi debía esperar a los segundos libres para subirse al monoplaza norteamericano. Los Renault tuvieron una sesión discreta con Hülkenberg sacando de sus casillas a Hamilton en Junçao mientras Carlos Sainz le seguía en decimosexto lugar por delante de los Sauber de Leclerc y Ericsson.

Los Toro Rosso cerraron la tabla a casi 5 segundos del mejor tiempo tras sólo rodar cinco vueltas entre ambos. Los monoplazas de Faenza sufrirán una penalización de diez puestos en parrilla al equipar su octavo MGU-H al igual que Daniel Ricciardo en otra sesión frustrante donde Brendon Hartley celebró su cumpleaños de manera poco ortodoxa tras abandonar con problemas de motor y no poder registrar tiempo alguno. Menos mal que Sainz salió de allí a tiempo de evitar el ridículo que Toro Rosso está protagonizando este final de temporada tras muchos meses de buenos resultados y trabajo duro.

¡Si te ha gustado, compártelo!
11/11/17
10/11/17
21/10/17
25/05/17
11/11/16


Comentarios (0)

 

Déjanos un comentario
Lo sentimos, pero para publicar comentarios necesita estar identificado.
Identificarse | Registrarse